Perdim-me entre as brêtemas do coraçom e as árvores da razom...

Mienten

Mienten las palabras
cuando la veo y no dicen nada.

Mienten los ojos
cuando se entrecruzan las miradas.

Mienten los sueños
cuando la siento a mi lado tumbada.

Me miento a mi mismo
esperando el momento
esperando un valor
que no llevo dentro.

15-06-2007

3 comentarios:

Marcos dijo...

Joder! Que profundo tio. Cuantas veces... cuantas veces... jeje

Anónimo dijo...

Tiene razón Marcos, muy profundo.

Has escrito un bonito poema sobre una situación universal. Quien no haya tenido miedo de dar el paso que me tire una piedra. jeje

Luar de inverno dijo...

Nunca he visto que tus ojos mentieran, tubo que resultar duro.

Cuanto más me paso por aquí más me quedo enganchada, creo que tus escritos empiezan a ser una droga mas en mi vida.