Perdim-me entre as brêtemas do coraçom e as árvores da razom...

Cuando te vas siempre estás volviendo

Cuando te vas, siempre estás volviendo, vuelves y todo sigue igual… como en tus recuerdos; las calles… las casas… la gente… parece que el tiempo se detiene cuando has vuelto. Todo sigue igual nada a cambiado…

Cuando te vas, te inundan los recuerdos, recuerdos casi divinos, intocables, inalterables de ese lugar al que perteneces y que te pertenece. Cuando vuelves, te reencuentras con tus antiguos amigos, con tu antigua casa, con tu antigua rutina, con tu antigua vida. Vuelves a revivir antiguos sentimientos, sensaciones momentáneas que se solapan con tus recuerdos y parecen encajar perfectamente como si el presente fuera pasado y el pasado fuera presente. Todo sigue igual… una sensación extraña te viene a la mente… pero nada a cambiado…

Cuando vuelves después de haberte ido, percibes con el tiempo que algo ha cambiado sin que te dieras cuenta. Ya no sientes lo mismo, estás bien, cómodo, tranquilo… pero no del todo, no sabes que pasa pero empiezas a dudar de tus recuerdos ya que ahora no encajan con lo que ves a tu alrededor, silenciosamente, la realidad ha ido borrando hasta un punto en el que no la reconoces, es casi demencial… sabes donde estás pero ya no es igual, algo a cambiado... pero todo sigue igual…

Cuando vuelves buscas que ha cambiado, buscas y buscas, te esfuerzas por encontrar ese cambio que te perturba, pero todo sigue igual, no lo entiendes, te sientas en silencio a observar el viejo mundo que te rodea y en lo más profundo de tus sentimientos aflora una sensación de duda, algo lejano, extraño, desconocido, algo distinto te rodea y ahoga, aunque no sabes que es… sigues buscando… esforzándote por analizar cada pedazo de realidad…no lo entiendes… pero…. todo sigue igual… nada ha cambiado…

Un día despues de irte, y llegas a casa, después de tomar un café con algunos de tus viejos amigos del pueblo que llevas meses sin ver, te quedas parado delante del espejo, absorto en tu reflejo… has encontrado lo que buscabas, lo has encontrado, tenías razón, algo había cambiado, algo era distinto, eras tú, eres tú el que había cambiado, ya no eres el mismo, aunque pareces igual, tu reflejo es el mismo, sabes en lo más profundo de ti que ya no eres aquel el mismo…

Ahora, cuando te vas, vuelves y no lo haces al mismo tiempo, estás y no estás… empiezas a comprender que no tienes un sitio, un lugar propio... ahora sabes que cuando te vas ya nunca vuelves del todo, porque aunque regreses tú ya no eres el mismo… ya no eres el mismo…
ya no eres el mismo...

4 comentarios:

kargerm dijo...

estudia hostia estudia, vaya coñazo de texto.

que tal el verano? no se sabe nada de ti x aki

contesta hijodeputa

L. Celeiro dijo...

Pues bien, chapando MD y TC, voy a Coruña el día 3 asique a ver si nos vemos algo. ;-)

kargerm dijo...

xDD me alegro, a ver si en los examenes t sale algo bien coño. yo ire este sabado asi q fijo que nos veremos

nga salu2

Adrião Morão dijo...

Saudações. Sinto dizer-che, mas os teus últimos textos estavam como castrados, sem sentimento. Estas palavras deixam ver o que há atrás deles. Os meus sinceros parabéns.

P.S. essa *hortografia* xD.