Perdim-me entre as brêtemas do coraçom e as árvores da razom...

En el tren...

Otra vez haciendo lo mismo
no puedo dejar de pensar
transcribo ideas sobre papel,
conversaciones entre hielos de cubatas,
apuntes sobre teorías imposibles de practicar
sueños que nunca abandonarán la libreta
ideas, castillos en el aire, estrellas fugaces…

Tecleo sobre el portátil,
mantengo el ritmo, la velocidad
por pulsar teclas no estoy más vivo,
ir más rápido no implica sentir más,
estoy enterrando sentimientos,
sentimientos de desasosiego,
sentimientos que me ahogan,
que me hunden, que me anclan al pasado,
que me impiden andar, que no me dejan volar…

¡Déjame, déjame!,
pienso desesperado que quiero dejar de pensar
no quiero seguir así,
no puedo seguir viviendo así,
la poesía no pinta nada en el mundo
y la ideas ya no dicen nada,
no sirven, no alcanzan, no pueden,
no sirven, no llegan, no unen,
no sirven, no luchan, no venden…

Soy un perdedor incluso antes de la batalla,
desterrado a un rincón del olvido,
desterrado, olvidado, pequeño, mudo,
impotente ante tanta injustita, incapaz…

Aún me quedan kilómetros de tren,
inundados de traqueteos, de sonidos,
de paisajes, de segundos meditabundos,
de velocidad, de sueños…
Otra vez haciendo lo mismo
no puedo dejar de pensar
transcribo ideas sobre papel,
reforzada mi moral, claro el objetivo
coloco con pulso firme la semilla de la esperanza,
dejo el arma del futuro guardada en un papel,
escribo la palabra Libertad

5 comentarios:

A do outro lado da xanela dijo...

Malditas épocas para pensar en dejar de pensar...

y que por más que se piensa no se consigue.

Unha aperta moi forte. Que este novo ano sexa bon ou polo menos non malo (que tal e como van as cousas, xa é moito pedir. En canto se acaben estas festas e volte a rutina espero ter máis tempo para poder enviarche algo que che teño pendiente).

Mentras, unha forte aperta!

L. Celeiro dijo...

Xanela necesito una crítica de este poema improvisado que incluso creo que tiene alguna fala de ortografía. A mi aun no me convence.

Beistos y felices fiestas mi niña!

A l o n d r a . . . dijo...

.

Mmmm, yo soy una niña, bueno... No digo que tu seas un adulto, ya que por lo que recuerdo tenemos la misma edad. Te digo que soy una niña, porque odio pensar! cada vez que me veo sola, sin nada que hacer, las ideas comienzan ha apoderarse de mi cabeza y mal, mal, mal! Pienso en quien no vale la pena, en que hice mal, en el porque de todo, y así me vuelvo loca. En fin, me vuelvo niña tratando de evitar pensar en dichas cosas.

A mi me agrado tu escrito, mucho más que los anteriores, es que este viene mas conmigo.


Besitos estimado y que
tengas un buen nuevo año!

.

Anónimo dijo...

Demasiadas horas en el tren de camino a casa o de camino a la uni. Grandes conversaciones sobre cualquier tema.

Un buen sitio donde meditar. Bonito poema!

AntonioIglesias dijo...

Muy bueno!